lunes, 5 de enero de 2015

Sin Fe es imposible agradar a Dios

Hebreos 11 (versos clave 5 y 6)

5 Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. 6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. 

El estudio de grupo lo comenzamos definiendo las palabras "certeza" y "convicción". Y aunque la principal diferencia entre éstas dos palabras, es que una depende de "hechos o cosas certeras visibles y palpables" la otra solo depende en el "convencimiento y sobre creer en lo que no se ve". Y aunque el fin del significado de las palabras está relacionado, el medio por el cual se llega a este significado es diferente; sin embargo para definir la palabra "Fe" son necesarias estas dos palabras "tener certeza en lo que esperamos y la convicción en lo que no podemos ver".

Así la fe no solo depende de hechos concretos, sino también depende de convicción y convencimiento en lo que creemos aunque no lo podamos ver. Aun en nuestro mundo físico y químico, donde existen leyes, medidas y reacciones; existen muchas cosas que no podemos ver a simple vista con nuestro ojo humano, así como lo explico el Pastor en el mensaje. Sin embargo utilizando el microscopio sabemos y nos damos cuenta que existen.

Cuando recién conocemos la palabra de Dios, es difícil creer en lo que no vemos, sin embargo eso no quiere decir que no existe. El creer en que Dios creó con solo su palabra todo lo que conocemos, en donde vivimos, lo que tocamos, lo que vemos y admiramos incluso la creación de nosotros mismos, resulta un poco complicado, sin embargo es el paso más importante y el paso que siembra la base en nuestra vida de fe, una vez que nuestros ojos espirituales son abiertos.

Recuerdo, lo maravilloso que me resultó estudiar Génesis al inicio de la vida de fe, aunque siempre escuché y conocí sobre la evolución, el big bang y demás teorías, me resultó más lógica la creación. El poder de la palabra de Dios y aceptar a Dios como todo poderoso, creador y dador de vida.

Dios también me hizo creer a través de la certeza, vi personalmente la manifestación de su poder, al convertir a mi familia, unirla y sanarla. Algo que sinceramente lo había creído imposible, sin embargo Dios me demostró que no hay nada imposible. La fe nos hace tener convicción que Dios existe, que su poder no tiene límites y que es digno de agradarle y servirle.

El versículo 6 dice: "Pero sin fe es imposible agradar a Dios"

La palabra dice que sin fe es imposible agradarle. Cuando mi fe se debilita, pierdo la convicción en Dios. Olvido que está en todas partes, que es todo poderoso y que para el no hay nada imposible. Entonces comienzo a caer en tentaciones y en pecados, tengo miedo al futuro y los problemas se ven muy grandes y sin solución.

Este año aunque Dios me permitió visitar otro capítulo en latino américa, no pude agradarle porque me hizo falta fe, había orado para no solo conocer la obra de Costa Rica, sino también había orado por participar como pastor para los universitarios en ese país, sin embargo me hizo falta fe para desafiar muchas dificultades que yo las veía imposibles, como la falta de tiempo por el trabajo que estaba haciendo en ese país, por la distancia larga para poder llegar a la universidad y por el temor de predicar a jóvenes en otro país, con otra cultura. Me arrepiento porque no tuve la fe suficiente para agradar a Dios y hacer su obra en américa latina en ese tiempo corto en Costa Rica.

Tengo la convicción que mi vida le pertenece a Dios, y que soy su creación, se que el propósito fundamental de mi vida es agradar a Dios. Si en mi vida este propósito fundamental no se cumple, entonces ¿qué provecho tiene? Oro para imitar la fe de Enoc que no se dejó influenciar por el ambiente difícil en el que el vivió sino que con fe agradó a Dios. Oro para tener el corazón de Abel que no solo ofrendó sino que lo hizo con sacrificio y su ofrenda agradó a Dios.

Dios dio gran galardón a Enoc, tanto que fue traspuesto, el no sufrió la muerte. Dios entregó este galardón a Enoc porque le buscó y tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Con fe Enoc cumplió el propósito de su vida, agradar a su creador. Oro para tener la convicción con la que Enoc buscó a Dios y la fe para agradarle.

Este nuevo año quiero depender más en la palabra de Dios y que esta sea mi prioridad. Aferrarme a la palabra a través de la meditación y la obediencia. Buscar solo en la palabra, el descanso, la paz y el gozo, siendo el único lugar verdadero donde puedo encontrarlas.

Una palabra: Con fe agradar a Dios.
Publicar un comentario