sábado, 9 de mayo de 2009

EL MAYORDOMO FIEL Y PRUDENTE

PALABRA/ LUCAS 12:35-48
V. CLAVE/ LUCAS 12:42


“Y dijo el Señor: ¿Quién es el mayordomo fiel y prudente al cual su señor pondrá sobre su casa, para que a tiempo les dé su ración?”


En la palabra de esta semana, aprendimos de la parábola del mayordomo fiel y prudente, en esta parábola El señor les pregunto a sus siervos “¿Quién es el mayordomo fiel y prudente…?” en el mensaje del domingo escuchamos del significado primero, de la palabra, mayordomo fiel, que habla del mayordomo que tiene fe y no se mueve a pesar de las circunstancias, siendo también el siervo que tiene una lealtad que no cambia por nada a su señor. En el significado de mayordomo fiel, también está incluida la responsabilidad, es el siervo confiable para su señor al cual se le encarga la obra. Y segundo, la palabra prudencia refiere a sabiduría, de esta manera el mayordomo prudente es el que hace efectivamente la obra que el señor le encarga.

A través de esta palabra el Señor Jesús enseñaba su palabra a los hombres y a sus discípulos preguntándoles, ¿Quién es el mayordomo fiel y prudente…?, Jesús está buscando a los mayordomos encargados de su obra, ¿cuál es la obra que Jesús está encargando?, “… su señor pondrá sobre su casa, para que a tiempo les de su ración…” esta obra es la de hacer la obra del señor, alimentando a los suyos. 

Estaba cerca el tiempo en que Jesús dejara la tierra, y el estaba preparando el corazón de los discípulos para poder ser los mayordomos de su obra, el estaba buscando a estos mayordomos que llevaran de comer a sus ovejas.

Al ser llamado por Dios, se que Dios ha puesto este plan perfecto y que me ha seleccionado para poder servir su obra, el Señor, busca la fidelidad y la prudencia de los hombres para ser los mayordomos de su obra en la tierra. De esta manera en mi interior mi prioridad debe de estar puesta en servir la obra de Dios, mi fe y mi fidelidad deben de estar puestos en la palabra de mi Señor, ¿cuál es la obra que el Señor me ha encargado? En este versículo él quiere que a tiempo demos la ración a los suyos. Es decir el quiere que alimentemos a tiempo a sus ovejas. 

En la obra de Dios existen muchos ministerios que Dios ha establecido, Dios me llamo a este ministerio de la predicación de la palabra a los jóvenes universitarios, y esa es la obra que Dios me ha encargado y que está esperando que la haga, Dios me ha entregado muchísimas cosas y me da bendecido, ahora es tiempo que con fidelidad y prudencia haga la obra de Dios, esperando la venida de mi Señor, de esta manera con lomos ceñidos y lámparas mi vida este sirviendo la obra del Señor esperando su venida.

Esta obra que Dios me ha encomendado esta en los campus universitarios, los jóvenes están esperando ansiosos por algo que los haga sentir vivos, lo algo que les dé el deseo verdadero de vivir, por algo que les de visión y el propósito para sus vidas, si no voy y les doy su ración a tiempo, las ovejas del señor, se pierden y buscan llenar la necesidad de su interior en otras casas del mundo que solo los llevan a la perdición.

No quiero ser el sirvo de Dios que solo recibe a manos llenas la gracia de Dios y que no la comparte a los hombres, oro para poder quitar de mi interior mi propia idea y mi flojera para servir la obra, oro para que Dios me dé un corazón de dueño para esta obra de Dios en los campus universitarios, de esta manera con diligencia, con amor a las ovejas de Dios, pueda servir la obra llevando el evangelio a los jóvenes.

Oro para ser el mayordomo fiel, tenga la fidelidad para escuchar la palabra de Dios a través del estudio de la biblia y el estudio personal, ser fiel en la oración, y en la predicación de la palabra, oro para tener la prudencia en mi vida, y con esta prudencia hacer la obra de Dios, dando la prioridad a la obra de Dios en mi vida, sirviendo a las ovejas y llevándoles el evangelio. Oro para que Dios me permita servir la obra de Dios con lomos ceñidos y con la lámpara encendida.

Una palabra mayordomo fiel y prudente.
Publicar un comentario en la entrada